Una malintencionada denuncia por malos tratos sufrida por un cliente nos lleva a la siguiente historia.

Se borraron las pisadas. Se apagaron los latidos, y con tanto ruido …No se oyó el ruido del mar.

Apareció por Entre4abogados con una mezcla de indignación y de miedo. Buscaba una inmediata solución y eso hablando de Justicia es algo casi imposible. 

No sabía muy bien el alcance de sus palabras, palabras a las que él no había dado importancia y que, en cuestión de minutos, supuso la salida de su casa, sin sus cosas, sin su hija, sin ni siquiera poder verla, y todo sin saber exactamente por qué….

Su ex aprovechó un enfado de nuestro cliente por cuestiones muy cotidianas para denunciar unos presuntos “malos tratos”

Y entonces, con una llamada a la policía, se desata el protocolo:

Inmediata presencia en el domicilio y detención de nuestro cliente quien, durante esas horas,  se mantuvo con una entereza inexplicable.

Confiaba que la Justicia iba a ser inmediata y, que el Juez de turno, iba a comprender claramente que no era más que una leve discusión matrimonial.

No sabía que la justicia es muy lenta y la respuesta esperada llegó, pero año y medio después.

A veces la rutina nos hace confiar y hoy por hoy hay que cuidar mucho nuestros gestos habituales porque un tono elevado de una discusión puede convertirse en delito.

La denuncia por malos tratos trae enormes consecuencias para el denunciado.

Cuando nuestra penalista le explicó el alcance del problema, él, que consideraba que no era sino una más de las múltiples discusiones que provocaba su ex ante cualquier cosa, comenzó a preocuparse.

5 meses sin ver a su hija adolescente con quien posteriormente reinició la relación, hasta el punto de que hoy ésta quiere ir a vivir con su padre.

Hoy, después de año y medio de pleitos, está feliz.

Ha sido absuelto del delito de los presuntos malos tratos.

Entre4abogados ha luchado sin límites por ello y, las contradicciones de la ex pareja en la  declaración realizada a preguntas de nuestra penalista, han de puesto en evidencia su intención: La vivienda.

No es fácil acreditar la intención pero en este caso se ha conseguido.

Ahora toca luchar por las cosas materiales a las que nuestro cliente, desde que salió de la vivienda familiar , no ha tenido acceso pero eso ya es “ harina de otro costal”.

Estamos muy contentas porque se ha hecho Justicia y cuando se consigue, como ya sabéis, es realmente emocionante.¡Suerte!

El camino es arduo pero ya sabemos que las guerras se ganan batalla a batalla.

#Entre4abogados. #Consúltanos.

 

 

Divorcio

Para que puedas tomar las mejores decisiones cuando surjan conflictos en tus relaciones de pareja, recuerda que " el divorcio es un negocio jurídico.  El miedo, el dolor o la ira no deben interferir en él".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest